MUJER EN LA BRECHA
TuWeb
MUJER EN LA BRECHA
Mis aficiones
Álbum de Fotos
Mi currículum
Mi currículum sin experiencia
Mis enlaces
 
MUJER EN LA BRECHA


Registro 11244 de 12173
Autor Elia Cristi
Título Mujer en la brecha[Monografías].
Editor Palma de Mallor : Tales
Año 1985
Desc. Física 225 p.;21 cm
ISBN 84-86442-01-X

Pedidos en: oficina31@hispavista.com
10 € + si hay, gastos de envío.
imagen
imagen
ELIA CRISTI, Nacida en ALBURQUERQUE, (Badajoz), Creativa, emprendedora, escritora y poeta comenzó en los años 80 con publicaciones en el Diario BALEARES, 2 veces finalista en premios GEMMA.

Es cantante soprano. Estudió solfeo, canto y piano titulándose en CANTO entre los Conservatorios de Ginebra, Palma de Mallorca, Valencia. Durante 10 años en Palma de Mallorca, formó parte de la polifónica CAPELLA MALLORQUINA y del CORO DEL TEATRO PRINCIPAL en múltiples obras de Ópera y Zarzuela.
Como cantante rokera, actuaba con orquestas de "bolos" y fiestas.
Miembro de la SGAE, percibe derechos sobre algunas de sus composiciones

En Ginebra estudió FRANCÉS y secretariado; más tarde obtuvo diploma de Viabilidad empresarial, de finanzas, de administración de empresas, contabilidad etc, En la Universidad UNED, Ciencias Políticas.
DISFRUTA con la FUERZA que crear le proporciona.

Foto
Foto
Foto

Páginas del libro
imagen
imagen

VIOLENCIAS
La violencia de género no reside ni ocurre solamente en el recinto de un hogar; ni tampoco únicamente entre una pareja... La "ideología del machismo" está tan extendida que atañe y concierne a un ámbito social y familiar mucho más extendido.
Ha sido, en España, la ideología dominante derivada de los absolutismos de antaño, de la inquisición impuesta después por la religión y, luego, la "gran costumbre" de tener esclavos. Más tarde (yo lo he vivido en mi infancia), con las dictaduras, los estratos sociales -casi siempre los más abyectos) devenían en ricos terratenientes y, pese a los sindicatos verticales (ved la película "los santos inocentes") los entonces llamados "criados" -sin ser, precisamente esclavos de color-, estaban en esas tales condiciones esclavistas sin posibilidades de vida propia ni cuidada, ni respetada ni mucho menos, libre.
Estos estadíos sociales de una crueldad con grandes puertas abiertas, construían su "propio reinado" y, generaban con el dedo, el sistema de Jerarcas que constituían a todos sus hombres en reyes de sus dominios propios, siendo el último peldaño el ámbito de todos los miembros de las familias.
Esta jerarquía de "hombres-", muy lejos de estar extinguida, bajo el cobijo de la religión (preguntadles y veréis que casi todos, se autodenominan aquí, católicos) en una religión medio inventada que les hace creer que los reductos de un hogar son de su ámbito propietario, sin tener en cuenta las decisiones independientes de las personas afectadas que muchísimas son mujeres. Pero, hay que tener en cuenta que no solamente afecta a hombres sino que, entre otras lindezas, lo transmiten y fomentan a través de mujeres sometidas que “bien alimentadas” en la dependencia y la sumisión, son perfectas transmisoras de los odios, los racismos, las desigualdades, el sometimiento del débil al fuerte, el aguante, el silencio, la autodestrucción los fanatismos y los talibanismos etc...
Ninguna persona de esta gente, cree en el respeto al de enfrente ni en la igualdad entre los individuos y mucho menos en la independencia o en la libertad individual. Son palabras que sólo conocen de lecturas ajenas.
Volverían a instaurar los cadalsos, el tráfico de esclavos, tener sirvientes en las 24 horas a cambio de que coman las sobras de los señores... Ante esa imposibilidad actual, se inventan vocablos descalificantes como: indecente, disocial, extranjero, insumiso, delincuente, ateo, apóstata, madre soltera, maricón, pobre, marginado etc.
Entre estos términos estamos cualquier libero-actuante: los gays, las transexuales, las lesbianas, las madres solteras independientes, los marginados, las abortistas y, además, los TRANSMENTALES.
Los transmentales, tenemos un poco de todas las definiciones dadas sin necesariamente, pertenecer a ninguna. Pero: somos, para ese tipo de gente, el peligro nº 1 por capaces de difundir y de enfrentarnos abiertamente a tales oponentes; somos capaces de poner ante ellos esa para ellos extraña actitud del vivir en la libertad de opinión, libertad de hacer y ejercicio del respeto a los demás con sus diferencias de cuerpo o de mente.
Esta clase -que se siente superior "al resto", que pisotean con sus odio a aquél/la que pueda hacerle sombra o callarles mediante razonamientos, son objeto vivo de sus garras. Viven con la rabia en el cuerpo y, en ese "resto" están quienes no forman parte de "sus superiores ordenanzas".
Quienes, por sus bajas economías no alcanzan un estatus social prominente y, quienes por su "condición" -homo-sexual, madres solteras, extranjero, y un largo etc. son parte intrínseca en una familia de "ellos", están más condenados a vivir en la miseria (porque, ciertamente, no sólo no encontrarán una mano familiar que les enlace), sino que, tales familiares, harán gala de difuminar y derrocar los méritos propios que haya podido obtener en su independiente y sola lucha por el sólo hecho de sentirse superiores al pisoteado.
Éstos jerarcas de la familia, saben organizarse entre sí -mediante sistemas de auténtica corrupción-, y hacer lo propio con los estamentos sociales, pero ello, no debería suceder si la sociedad democrática se concienciara de que a través de aplicar la ley, se les hiciera cumplir.
Pero es el Quid de la cuestión.... entre estas jerarquías, están los "hijos de papá" inundados en favores y prebendas que después convierten en un puesto "de jerarca" -claro-, juez/a, doctor/a, profesor/a, letrado/a político, comisario, etc, convertidos, a su vez, en un buen elenco de transmisores de tradiciones tales. ¡¡¡¡¡¡
imagen
imagen
imagen
imagen
CD con la grabación de TVE en Vivir cada día. Regalo de una unidad por la compra de dos libros

ESCRÍBEME:
oficina31@hispavista.com